La CIA encuentra a Adolf, el presidente de Un Mundo Feliz (127)

–Le llaman de nuevo, señor Adolf, alguien que se hace llamar Ávalon. –Entiendo, pásemelo en privado. –¿Qué quiere la CIA de mí? Estoy a punto de coger un avión. –Su jet no despegara de Zúrich, a no ser que nosotros queramos. –Entiendo, ¿y qué es lo que quieren para que quieran? –Que transmita un mensaje. … Leer más

error: Este contenido está protegido, no puedes copiarlo ni publicarlo en otro sitio web.