Los invisibles (2)

Sigo a Anicka en sus aventuras nocturnas. Activo el protocolo 345 que me permite moverme por la luz con la misma facilidad que la niña. Al final de nuestro viaje, que dura apenas unos escasos segundos, me aparezco en un sitio muy familiar pero no por ello menos sorprendente para mí: la iglesia dedicada a … Leer más

error: Este contenido está protegido, no puedes copiarlo ni publicarlo en otro sitio web.