Obsesionados por la lectura (USF)

–No tengo tiempo, tengo mucho que leer. De pronto, esto se convirtió en una excusa muy usada para rechazar planes. Ya no era el no me apetece, español, era el tengo mucho que leer. Y es que la masa se hizo consciente de su ignorancia, y de la noche a la mañana, quiso leer todo … Leer más

error: Este contenido está protegido, no puedes copiarlo ni publicarlo en otro sitio web.