LA ORALIDAD DE LA SERPIENTE: Eva

1.Eva y la serpiente Y no es que no quiera a Eva. Por supuesto que la quiero, no seas güeón. Pero esto es como todo: una cuanto más tiene, más quiere. Es nuestra condición, ¿para qué estamos aquí si no entonces? Mírame a mí. Yo antes estaba tranquila, tranquiliiiita, tranquiliiiita. Hombre, tenía mis peligros y … Leer más

error: Este contenido está protegido, no puedes copiarlo ni publicarlo en otro sitio web.