El unicornio

Una vez allí, hizo contacto visual con un caballo de un blanco roto y desgastado, delgaducho, de pelaje sin brillo y enredado, y con el pellejo más pegado a sus huesos que el mismo Alonso Quijano. Como dicen que los animales se parecen a sus amos, y sus amos se parecen a sus animales, caballo … Leer más

error: Este contenido está protegido, no puedes copiarlo ni publicarlo en otro sitio web.