Miguel Ángel, en el amor espléndido (27)

 –Bien, Miguel Ángel, podemos continuar la sesión del otro día si te parece. Tú dijiste: tú harás mi verbo presente. ¿Cómo puedo hacer tu verbo presente? –Nada, Eliza, hoy comprobarás que no tienes que hacer nada. Sólo tengo que volver y dejar que intentes ayudarme. –Está respondiendo muy bien a la terapia. ¿Cómo se siente? … Leer más

error: Este contenido está protegido, no puedes copiarlo ni publicarlo en otro sitio web.