El alma de doble filo (50)

Ahora se ha puesto de moda esto de que los guardas de la seguridad privada de los trenes lleven perros entrenados para detectar el Covid-19. Los obreritos precarios que van a trabajar a la obra, o al restaurante, o a las residencias, o a limpiar la mierda que los demás ensuciamos, se cagan en los … Leer más

error: Este contenido está protegido, no puedes copiarlo ni publicarlo en otro sitio web.