Pruebas psicológicas a Valeria (16)

En el gabinete de psicología del doctor Holtz —¿Doctor Holtz? ¿Se puede? —Pasa, Valeria, toma asiento, por favor. ¿Sabes lo que vamos a hacer hoy? —¿El qué? —¿No te han informado? —Ah, eso, pensaba que te referías a otra cosa diferente. —Ya tenemos los resultados del test de inteligencia, ¿no te gustaría saber lo que … Leer más

Alexia y Anicka, dos visiones de Harry Potter (15)

Nivel B: El hotel de Un Mundo Feliz. —¿Eres tú, niña, otra vez? ¿Eres real? —Yo soy real, como tú. —¿Qué haces en mi habitación? ¿Cómo has entrado? —Detrás de ti. —Es imposible. Detrás de mí, no había nadie. —Sí, yo. Pero no me has visto. Eres muy despistada. —¿Y cómo sabes que soy despistada? … Leer más

Alexia, por qué siempre pensamos que lo fácil es imposible (12)

—Perdone que vuelva, hoy también, a la misma pregunta del otro día pero formulada de otro modo. ¿Qué hace usted en la vida? —No se rendirá, ¿verdad? Y no se preocupe, no me importa que me trate de usted, a pesar de que el otro día me tuteara. Esta pregunta tiene para usted una relevancia … Leer más

Miguel Ángel, hipnotizado (31)

—Pasa, Miguel Ángel, ¿cómo estás? —Feliz, como siempre. —Supongo que estás informado de los detalles de la prueba. —Lo estoy, muchas gracias. —Bien. ¿Te han hipnotizado alguna vez? —Sí, me he autohipnotizado en más de una ocasión. —Efectivamente. Ya veo que estás, entonces, al tanto de todo. ¿Preparado para contarme todo lo que vea? —Sí, … Leer más

Miguel Ángel, el juicio de la luz (14)

—Buenas noches, señor Miguel Ángel, espero que la sesión de hoy te sirva también de ayuda. —Llámeme sólo Miguel Ángel, por favor. Está bien, Eliza, crees que puedes ayudarme, ¿no es cierto? —¿En qué crees que puedo ayudarte, Miguel Ángel? —Quiero que me ayudes a que otro mundo sea posible. Nunca vi este mundo tan … Leer más

No tienes que saber, Anicka, tienes que obedecer (13)

—La luz nos conforma a todos. —Sí, ya lo sabía, Eliza. Ahora estoy aprendiendo más aquí que en seis años de colegio. En África, ir al colegio era un castigo. El primer día estupendo. Dimos las letras. Pero estuvimos todo el año dando las letras y aprendiendo a escribir. Yo ya sabía escribir cuando llegué. … Leer más

Mac Cain, cómo convertir tus propias fantasías en certezas (11)

—Buenos días, señor Mac Cain. —Buenos días, sí, sí que son buenos, señorita Eliza, ¿señora o señorita? —Llámeme doctora Eliza. ¿Le parece que retomemos el tema de conversación del otro día? Me estaba usted explicando que se sentía provocado por las mujeres. —¡Pues claro! ¿Es que no ve cómo van vestidas? —Veo cómo van vestidas. … Leer más

error: Este contenido está protegido, no puedes copiarlo ni publicarlo en otro sitio web.