Teniente Mac Cain, a la orden, mi señor

—Hola, Rosa, ¿qué tal? —Un señor te está esperando en su despacho. —¿Y se puede saber quién es? —Dice llamarse el teniente Mac Cain, dice que es de la CIA. —¿De la CIA? —Sí. ¿Y se puede saber qué quiere? —No lo ha dicho. Solamente ha dicho: esperaré el tiempo que haga falta. —Ok. Gracias, … Leer más

error: Este contenido está protegido, no puedes copiarlo ni publicarlo en otro sitio web.