Negro: Declaración de Rosa, Rosae, la prueba de convicción.

No soy más que un obrero, es mi jefe quien hace las suposiciones. Doce hombres sin piedad. —La defensa llama a declarar a la testigo Rosa Gonzálvez Eresma. —Hola, Rosa, ¿podría explicarle al jurado cuál es la relación que le une al doctor? —Trabajo para él. Soy su asistente, su secretaria. Además, le quiero como … Leer más

error: Este contenido está protegido, no puedes copiarlo ni publicarlo en otro sitio web.