Sale

4.18

El capitán curioso

La primera aventura en la galaxia del capitán Miguel y la tripulación en la chatarra alocada. Tendrán que solucionar un problema en el planeta Pof.

Share

Meet The Author

Una superespía que se transforma en gata, un pececito (en su pecera, claro), un robot con sentimientos, un ratón sabio, un mítico y místico tempohistoriador y un servidor, Cigarrón del Monte, narrador para más señas. Juntos formamos la tripulación de La Chatarra Alocada. Os voy a contar las increíbles, inigualables, impensables, aventuras de nuestro intrépido (según él) capitán Miguel. ¿Qué? ¿Que no os interesa ver el palomitón, ni probar el fruto de tabuenomubueno, ni correr con los hijos del sol, ni enfrentaros a los crowbibestiarrones en entorno 2D? ¿No? Seguro que sí os interesará cuando os diga que asistiréis al más grande y asombroso partido de fútbol-recreo que hayáis conocido hasta la fecha, ni se conocerá jamás en todo el espacio interestelar…¿Algo de curiosidad, tal vez? Demasiado tarde, ahora partimos hacia el planeta Muymuycercano… ¡Perooo, Capitaaaán, que te has pasado de largo otra veeeeeez!

M. Legüim escribe esta novela en el año 2010 rememorando las historias que le contaba a sus tres sobrinas por las noches cuando eran pequeñas antes de dormir. Versionada por A. Kaplan, la novela estuvo desde el 2010 al 2013 en acceso abierto en el blog de literatura RTeBook Gratis Junior, con 1000 descargas; y fue publicada en papel en la plataforma Amazon en el año 2013.
Los niños de los entornos de los escritores han leído la novela y han corregido algunas expresiones o frases que no entendían. La editorial ha ido introduciendo progresivamente las correcciones de los niños para adaptarla a su comprensión lectora y a su visión de la sintaxis y del vocabulario. En el 2016, la editorial hace una última corrección del manuscrito.

A pesar de ser una novela para niños, la narración de los eventos aparenta ser lineal pero no lo es. Cigarrón del Monte, como narrador, se encuentra en las coordenadas temporales del final de la novela, justo cuando está ocurriendo el partido de fútbol recreo que pondrá fin a la trama y que se narrará al final del libro. Entre tanto esto está ocurriendo, Cigarrón del Monte, un narrador ávido, experimentado, un perro viejo de la narración, ladino, para crear interés en los niños lectores del planeta tierra, les va contando historias que ocurrieron antes del fútbol recreo, como la visita del capitán al planeta de los monos matemáticos, en busca del fruto tabuenomubueno, o la aventura con solito, el sol del sistema frito, que abandonado por sus hijos, los rayos de sol, han dejado de brillar, perjudicando al planeta Popof, llenos de volcanes de palomitas, con los que se alimenta la población nativa los patapof. El capitán miguel deberá ir en busca de los rayos de sol, y rescatarlos del planeta de lso crownbibestiarrones, pasando hasta siete pantallas en dimensión 2D. Una vez que han sido librados, los rayos vuelven, pero aún así el planeta Popof sigue sin funcionar. La tripulación al completo se surmerge en las interridades del planeta, atravesando las cavernas de los sentimientos, y superando las pruebas que allí se les plantean, como el camino del Odio o el personaje de la Soledad. Por parejas, van superando estas cuevas y comprobando si el interior de los volcanes están bien. Al final, Alejo y DOminoe descubren un gran palomitón atascando uno de los volcanes. Cuando consiguen desatascarlo, se dan cuenta de que los crwonbibestiarrones van a ir al planeta tierra a retar a los humanos a un partido de fútbol, esta información se la han dado previamente cigarrónd el mmonte en un ataque de fisgones. Esta es la última aventura. Al final ganarán el partido gracias a la ayuda de la capitana isabel, y su tripulación de seños, que ayudan a los niños a dejar volar la imaginación haciendo que los balones cobren difrenetes formas, y consiguiendo empatar en goles a los crownbibestirrianoes, UNa pregunta, la de los ocicúes, librará a la tierra de convertirse en el planeta en dos dimensiones. Lo scrownbibestirarrones vuelven a su planeta, y el capitán Miguel quiere ir al planeta muy muy muy cercano y al final se pasa de largo, lo que les lleva a la siguiente aventura, en el capitán perdido.

El CAPITÁN CURIOSO 1: Cigarrón del monte

¿Estáis leyendo, no…? Bueno, es que soy muy inteligente, por eso, lo sé. Permítanme que me presente: Soy Cigarrón del Monte, narrador profesional. El gusto es mío. Por favor, aceptad mi tarjeta. ¿Que no la veis? ¡Ay, ay, ay! Esa imaginación… A que ahora sí que la veis, ¿verdad? Bien, entonces, ya puedo continuar. Tal […]

Read more

El CAPITÁN CURIOSO 4: El fruto del tabuenomubueno

El capitán Miguel, aunque desilusionado, decidió preguntar a los monos matemáticos: —¿Qué os gustaría recibir a cambio de la receta de garbanzos con bananas? —El fruto del tabuenomubueno. Dijo el anciano mono Anselmo apartando su vista del sudoku. Al oír esto, se levantó un fuerte murmullo en el resto de la comunidad de monos matemáticos y miraron […]

Read more

El CAPITÁN CURIOSO 5: Bella flor

Ni corto ni perezoso, el capitán subió a la montaña más alta del planeta y divisó una cadena de figuras geométricas. —¡Manos a la obra! —se dijo. Y sin pensarlo mucho, un poco a lo loco, el capitán curioso comenzó a bordear los cuatro lados de un cuadrado, y, de ahí, resbaló por los tres […]

Read more

El CAPITÁN CURIOSO 6: Apoteósica

La entrada del capitán Miguel al poblado de los monos matemáticos fue apoteósica, espectacular, flamante, inolvidable. Los monos le cogieron a hombros y, vestidos con guirnaldas, bailaban y cantaban a su alrededor con música festiva. —Pero, ¿cómo lo has conseguido? —preguntócon incredulidad el anciano mono Anselmo. —Encontré el compás en el diámetro, a la altura […]

Read more

El CAPITÁN CURIOSO 7: Mítico y místico

Se hallaba el capitán Miguel muy feliz con su receta de cocina y con el sudoku de un chorrón de cifras con el que los monos matemáticos le habían obsequiado a él y a toda la tripulación. Pero ¡bueeeeno! ¿que todavía no os he presentado a la tripulación? Qué error tan imperdonable. Mis disculpas, allá […]

Read more

El CAPITÁN CURIOSO 8: Tiempo del rebusco

En la cubierta de Alocada, las dos tripulaciones escuchaban pacientemente mis disculpas con la más sincera intención de aceptarlas; no obstante, el capitán Miguel no podía ocultar en su rostro un gesto muy serio de preocupación. La capitana Isabel, que lo conocía bien, posó la mano suavemente sobre su hombro y le dijo: —Tienes que […]

Read more

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El capitán curioso”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido, no puedes copiarlo ni publicarlo en otro sitio web.