Blog

Yo, señor, no soy malo. Tan solo fui un hombre que puso el mal al servicio del bien. Y, ahora, vosotros, los invisibles, los gestores de la muerte, daréis buena cuenta de mi alma, sabiendo que asesiné y amé a partes igual, y que fui un estricto cumplidor del plan Noé y que, yo, como tantos otros, hice lo que hice para que, como dice mi amigo Cervantes, la tierra se tornase paraíso, y volviéramos, lo antes posible, a la edad dorada del hombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!

Has entrado en la versión beta de Universo Borg. Hasta el 1 de Enero del 2021, no se lanzará la versión oficial. Gracias por haber venido.

X