Blog

Al menos, existen dos tipos de investigadores, ambos igualmente necesarios.

Los primeros olfatean las pruebas, con un sentido casi perruno, con un sexto instinto, de forma impacable y casi absurda e irracional.

Los segundos se obsesionan con los detalles, y es esta neurosis la que les lleva a aflorar lo que yo llamo ‘la información oscura’; eso que en metáfora vulgar hace referencia a toda ese montón de mierda que va subiendo y subiendo de tamaño, volumen y densidad hasta explotar y salpicarle en las manos, en la cara, el pelo, los ojos y en la comisura de los labios no solamentente a un allegado, o a una familia, sino en ocasiones a todo el pueblo, o a todo un país.

El crimen de Almonte es un crimen problemático por muchas razones, todas ellas ya mencionadas por los internautas. Sin embargo, puesto que la mayoría de los aficionados se enganchan a las pruebas como adictos al último cigarro de la noche, escasos han sido los que han fantaseado con el posible detonante, con la gota que colmó el vaso, con el petardo que se clavó como si fuera un pino en la cima de ese montón de mierda acumulado a palazos a lo largo de los años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!

Has entrado en la versión beta de Universo Borg. Hasta el 1 de Enero del 2021, no se lanzará la versión oficial. Gracias por haber venido.

X