Blog

Que nadie se llame a engaño. En estos tiempos vividos de absoluta falta de originalidad yo quiero contribuir como un producto más entre otros, de los más vanos y pasajeros que haya, con este grupo de relatos de los cuales yo no me he inventado apenas nada, ya que están casi malamente copiados de un corpus oral y de simplones programas de televisión.