El caso Asunta

La detective Borg confiesa haberse sentido atrapada por el caso muchos años después de que sucediera, en el año 2017, mientras escuchaba de fondo un reportaje al respecto mientras trabajaba. Ver a Rosario Porto, sentada en una silla, llorando, le sobrecogió el corazón, y llegó a preguntarse si fuera posible que esa mujer fuera inocente.

Una vez dentro del caso, la atracción por él llegó a convertirse en una obsesión, debido al enorme número de incoherencias y contradicciones que existían en la narrativa del crimen.

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
error: Content is protected !!