Blog

HIMLER, el aburrido

La burguesía se mete en política, cuando en realidad, no lo necesita, porque se aburre. La vida burguesa es un coñazo, no sabemos compartir, tenemos unas normas estúpidas, siempre tenemos que hacer lo correcto, somos los responsables, no podemos fallar, pero no podemos enriquecernos, y nosotros, sí, nosotros, necesitamos emoción, ir más allá de nuestras posibilidades, y es por eso que hacemos lo que hacemos, cada uno en el lado que elige. La señorita Rosa Luxemburgo eligió un lado, y yo elegí el otro, y ella no sabe que aquí, lo que importa, es la ley del más fuerte, y Stalin lo comprendió perfectamente, porque era como nosotros, aunque por ser de clase inferior, lo comprendió antes, y Lenin, era un blando, y Trotsky un PUTO Y UN MALDITO hipócrita. Que odio le tengo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Universo Borg
error: Content is protected !!