Blog

Bueno, bueno, bueno. Vamos a ver. ¿Qué hora es? Mierda, las dos y media de la mañana. He perdido varios días en la puta comisaría de los cojones respondiendo a preguntas absurdas. Lo que más me molesta de la policía de California es su absoluta falta de actualización bibliográfica en lo que a la ciencia forense se refiere. ¿Por qué el gobierno no da cursos para formar a su gente? Dado que los policías no leen por motu proprio, al menos que se les cuente en sencillas exposiciones en Power Point cuáles son las últimas novedades en el campo. El interrogatorio de hoy ha sido, una vez más, patético. Cuatro cadáveres descubiertos en el Kalifornia’sDreaming y cuatro interrogatorios exactamente con la misma estructura. Con las mismas preguntas. Por favoooor, un poquito de profesionalidad en el campo. ¿Cómo es posible que sea yo, el supuesto acusado, el que les tenga que comentar el último artículo que ha salido en la revista Psychological Review sobre la mentira? Para detectar a un mentiroso, uno tiene que estar académicamente formado. Lo que no puede ser es que te obliguen a repetir la misma información cien mil veces con la esperanza de que, por un casual, el detective de turno localice alguna incoherencia entre tus versiones. De hecho, estuve tentado de vacilar al policía dándole información ambigua, pero no me daba para complicar aún más las cosas. Es más, como soy una persona competente y quiero que este país salga adelante, les sugerí que grabasen todas mis palabras, que transcribieran cada una de las versiones que yo había dado de los hechos, que compararán automáticamente unos textos con otros y que, finalmente, analizaran la cantidad de información nueva que en cada vuelta el acusado, en este caso, yo, había ido aportando. Pero,¿os queréis creer que pasaron de mi culo olímpicamente? Esto es realmente inaudito. Ya no se respeta al que sabe más que tú. Sino al que tiene más dinero o más poder. Es indignante. Una vergüenza. Aun así, seguí explicándoles. Me cuesta mantener el tipo en esas situaciones, no sé poner cara de póker y me gusta corregir a la gente cuando se equivoca. Le he detectado tres fallos en menos de media hora a mi interrogador. Y, encima de que se lo digo, para que sea crítico con sus errores y mejore, se cabrea porque se siente evaluado. Acabáramos, como diría la detective. Menos mal que tengo claro mi objetivo y no dejo que las normas me impidan ser como quiero, esto es, un divulgador de conocimiento nato, aunque me llevó un rato explicarles que el que no miente añade en cada vuelta más información al relato que el que miente. El mentiroso está muy preocupado de ceñirse a una única versión todo el tiempo, porque sabe que cuanto más imagine, más difícil será acordarse y mantener la coherencia de su ficción. No te hagas el listillo, me ha dicho uno. ¿Te lo puedes creer? Tengo dos carreras universitarias, dos doctorados, he trabajado en el centro de investigación más importante de EEUU ¿y me dice que no me haga el listillo? En fin, vuelta a mi mundo.

Bueno, dónde estábamos. Ah, sí. Estábamos en Who is that girl? Inquietud que pienso saciar en lo que me queda de noche. Veamos. Ábrete Sésamo. Perfecto. El chat de los crackers más importantes de todo el mundo. Todos, por supuesto, íntimos amigos míos. Todos trabajan para instituciones gubernamentales o grandes empresas multinacionales. Y todos súper-hiper amigos de los hackers. La última crisis seria en materia de virus y antivirus que inundó la red fue porque el crácker Mortadella2 se folló a la novia de VampiroTorero3. Son muy capullos. Otras veces ya se pican por cuestiones de suma relevancia para el mundo friki pero de una nimiedad absoluta para el resto de los mortales como la de cuál de la tres de las Guerras de las Galaxias es mejor. He visto con mis propios ojos caer el sistema de seguridad de la CIA, señores y señoras, atención, sí, he dicho la CIA, porque LordVader y Markenobi se picaron por una disputa de esta naturaleza. Y, ahora, mientras os entretenía contándoos estas historias de orden menor para pasar el tiempo, ya tengo aquí compilado en un archivo un informe detallado de esta misteriosa mujer cuya vagina es lo más parecido al séptimo círculo del infierno de Dante que he visto hasta el momento. A ver, a ver, qué tenemos aquí… Oh, ¡no! ¿Por qué? Es una friki. No me lo puedo creer. Pero, ¿por qué dios le ha dado a una friki una vagina tan poderosa si no la va a utilizar nunca? Estoy jodido. No hay nada peor que follarse a una/un friki. Los frikis y los puteros son los románticos del siglo XXI. No lo digo yo, lo dice el número 122 de la revista Investigación y Ciencia. Comprobadlo cuando queráis que es así. Yo cito mis fuentes como un profesional. Ahora debo descargarme en mi ebook toda la literatura rosa que se ha escrito desde el siglo XIX en adelante. Comencemos con Corin Tellado. A mi madre le encantaba. Ufff. O mejor aún me hago un programa que compare las 4200 novelas que escribió Corín Tellado y que me extraiga la información relevante. Lo primero de todo, descargar las novelas. Ahora, voy a la mayor base de datos cinematográfica en la red y me cojo todos los títulos de comedias románticas desde los años ochenta hasta ahora. Agradezcámosle también al servidor Dracul que, como estoy viendo, tiene el 50% de las pelis que acabo de ver en la base de datos. Menos mal que estoy en el siglo XXI. Qué pena me dan esos monjes de la Edad Media, copiando la información a mano, invirtiendo los días y las noches en traducir y copiar conocimiento para que perviva a lo largo del tiempo. Una llamadita, antes de planear la estrategia de seducción.

—Hola, Rosa, querida, ¿cómo andas? Sí, ya me han soltado. Una pérdida de tiempo. Llevo días sin poder estudiar. Claro. El tiempo es oro. Pero ya sabes. El estado siempre tocándote los cojones. Coartando tu libertad. Claro, que qué me vas a decir tú que no hayas vivido en tus propias carnes. Y, ahora, encima con el Piñera en el gobierno. Puto Berlusconi a la chilena. Qué triste. Como si no hubieran escrito El oscuro pájaro de la noche. Si no lo hubieran escrito, ¿eh? ¿Rosa? ¿Me escuchas? Si no lo hubieran escrito, pues lo comprendo. Pero denuncias el clasismo de la sociedad chilena y ¿qué hacen ellos? Te llaman esquizofrénico. ¿Y por qué hacen esto? Pues para deslegitimar tu discurso. Qué razón tenía el señor Foucault. Ay qué joderse. Pero, ¿qué hago yo aquí? ¿Por qué siempre me pierdo en los caminos de mi pensamiento? Es el odio, que me posee. En fin, ya estoy de vuelta, Rosa, mira, que te quería pedir que no me pasaras ninguna llamada. Quiero estar solo, necesito concentración, voy a investigar seriamente cómo conquistar al amor de mi vida. Vale, muchas gracias por desearme suerte. La necesitaré. Un abrazo. Por cierto, ahora te voy a mandar una cosita. Cuando esta persona venga al Kalifornia’s me avisas, si no es mucha molestia. Ok. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
error: Content is protected !!