Blog

capitan_despistado-portada-libro-universo_borg (3)

LA COCINA ANTIGRAVITATORIA

—Por cierto —le dije a mi tripulación—, en ese grupo, ¿no estaba el tipo bajito que os mencioné antes? Un cigarrón, eso es, un cigarrón.

—Casualidad, capitán —contestó Gamba en Escabeche—, pero continúe, continúe.

Y continué:

No importaba cuánto de ultrapeligroso fuera aquel lugar. Merecía la pena. Atracar allí significaba recargar de energía tus velas o motores por largo tiempo.

Atracar allí significaba recargar tu estómago por más tiempo todavía.

Y es que los hermanos Lombardi, (¡ay estos hermanos Lombardi! Que siempre me provocan un sonriente suspiro estomacal cuando los evoco,) manejaban sus tentáculos como nadie, y lo mejor de todo es que tenían el mismo número de tentáculos en la cabeza que en los pies y con cada uno de ellos cortaban, desplazaban y sazonaban cada uno de los ingredientes de la Baloon: carnes de la plazería, quesos de la parmasería, jamón de la jamonería y aceitunas de…de la aceitunecería será, ¿qué se yo?

El caso es que echaban todos los alimentos ahí a cascoporrro a una cocina antigravitatoria.

Quéee????

Que no sabes qué es una cocina antigravitatoriAAAAA?

puedes seguir leyendo en Amazon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido, no puedes copiarlo ni publicarlo en otro sitio web.