El animal 1: Una filosofía como otra cualquiera

Primero de todo me gustaría decirles que yo soy un escritor anónimo. No se esfuercen por conocer mi identidad, será inútil. Y este servidor que es el que narra el texto soy yo. Un narrador. Y como todo narrador es un personaje; yo, que soy un animal como otro cualquiera, soy también un personaje de mí mismo. Ese soy yo, un personaje más de este blog. No os espantéis por este comienzo. Os lo suplico. Esta ’cosa’ se llama El animal, y aunque este comienzo no le haga ningún honor, me gustaría hacerles saber que en este escrito no hablaré de mí, sino de animales.

Pónganse cómodos en sus sillones, incluso un poco distraídos, justo con el punto de atención necesaria que se necesita para ver un documental de animales después de comer. Porque aquí hablaremos de la esencia de todo ser humano, de su animalidad.

Deja un comentario

error: Este contenido está protegido, no puedes copiarlo ni publicarlo en otro sitio web.