Blog

De los putos nervios. Estoy de los putos nervios. Es una sensación psicológica, al parecer, inevitable, puesto que no me juego nada, no he estudiado nada, solamente vengo aquí a saber cómo es el segundo examen y, aún así, de los putos nervios.

Observo a mi al rededor tratando de buscar una explicación racional a los putos nervios que tengo. Pienso en el subconsciente colectivo, o en las macabras neuronas espejo, y que si yo lo estoy es porque lo estan los demás, que los nervios son contagiosos.

De ahí me paso a otro pensamiento más perturbador. Recuerdo mi viaje ayer por youtube repasando a Freud y el descubrimiento del subconsciente. Y me pregunto cuántas cosas no estaremos reprimiendo aquí mientras esperamos a que se abra la puerta de chiqueros.

En seguida, se me viene a la mente la pesadilla de mi amiga Rebeca, que soñó que el tribunal de su oposición le pedía en la segunda prueba, en la que se expone una unidad didáctica, (ella es una obrera de la educación), que le retorciera el cuello a una gallina y que le arrancara la cabeza allí mismo, delante de ellos, para ver cómo lo hacía.

¿Cuántas cosas de estas alocadas en principio pero con un significado profundo después en el fondo no estaremos reprimiendo ahora?

Ahora sobre todo que la puerta de chiqueros se abre y yo me imagino que sale un toro y que todos nos cuadramos como si Hitler hubiera salido montado en el animal, y todos le hubiéramos dicho Ave César, los que van a opositar te saludan.

Uno a uno vamos pasando. Me ha tocado pasillo. Cuando ya estamos todos sentados, miro para arriba, y creo que van a bajar unos aspersores y nos van a gasear a todos, a los seiscientos que hemos pasado el segundo exacmente, como en una cámara de gas nazi.

Aparentemente, todos tranquilos, pero estoy segura de que más de uno está pensando lo mismo que yo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
error: Content is protected !!