Blog

En La Red invisible se cuentan varias teorías sobre el origen del virus, pero aún no he podido desencriptarlas.

Lo que sí he podido leer entrelíneas es que una vez que se eligió el virus, la red de psicópatas de La Estructura del Mal se dedicó a transmitirlo en diferentes eventos de masas en diversos puntos del planeta especificados por un mapa que Nexo y especialistas en pandemias muy bien pagados por los faraones habían establecido como los puntos de los outbreaks o brotes.

A partir de aquí, fue el turno de los sociópatas, que ya por placer, sabiendo que lo habían pillado, se iban a los supermercados, al trabajo, a las escuelas, etc. a pegar el virus conscientemente.

Después de esto, vinieron los asintomáticos, y fue esto lo que ya terminó de liarla muy parda en todo el mundo. Sí, esos asintomáticos que a pesar de saber que han estado en contacto con contagiados no dejan de acudir al trabajo, porque claro, ellos se encuentran bien, y que para qué van a dejar de trabajar, si total, el trabajo es aquello que estructura sus vidas, y si no trabajan, ya me dirás tú qué plan, todo el día en casa, sin que a uno se le ocurra qué hacer, ni qué crear, ni en qué emplear su tiempo, todo sea que por azar y oponiendo todo tipo de resistencias, uno encuentre su verdadero propósito, y como Jane Goodman, mande todo a tomar viento, hijo, marido, familia, trabajo y se vaya a la selva, a investigar a los monos. Y nadie quiere eso, ¿verdad? Pues, hala, a trabajar, esclavo asintomático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!

Has entrado en la versión beta de Universo Borg. Hasta el 1 de Enero del 2021, no se lanzará la versión oficial. Gracias por haber venido.

X