Blog

El discurso influye de una manera decisiva en el comportamiento. El discurso se ha trabajado para influir de una forma conservadora en las mentes; hace falta un discurso igual, pero progresista, para contrarrestar la influencia de las fijaciones en la mente a través del habla, de tal manera que, por ejemplo, el dicho ser pobre pero honrado se desfijara para dar el supuesto mucho más cercano a la realidad, como el de soy rico pero honrado y, por ende, la similitud entre legal y honrado que no es la misma cosa.

Reflexión de Miguel Alda en ISIS en el año 2007.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Universo Borg
error: Content is protected !!