Despedida del narratario

Quien quiera saber más de la vida del doctor Roger, después de su etapa del Kalifornia’s Dreaming, encontrará más información en la novela La Revolución Invisible. Quien, por el contrario, esté interesado en lo que fue de Miguel Ángel, del amigo que le llamó después de la deliberación del jurado y del teniente Mac Cain … Leer más

Final: Alla fine, nessuno muore di amore

Estoy en una depresión total. Llebo seis meses sin salir de casa. Me he pasado durmiendo como una marmota prácticamente la mayoría del tiempo. Rosa me ha llamado esta mañana para despedirse. Estaba muy afectada. Pobrecita, yo también la quiero mucho. Al final de la conversación, me he enterado de que quien, en realidad, se … Leer más

Negro: La sentencia

—El jurado de este tribunal declara al acusado del cargo de cuatro asesinatos INOCENTE. Pareciera que me salvé, pero no fue así. A las tres semanas otra vez estaba en un juicio. El gobierno de los EEUU me demandaba por un delito contra la salud pública. En los siguientes días, comenzaron a salir en la … Leer más

Negro: La prueba de convicción

—Hola, soy el presidente de la mesa, me llamo Jorge y me toca comunicar algunas cosas. Antes de abrir la sesión, tengo que explicaros la que me ha parecido a mí la mejor dinámica para llevar la deliberación. Se nos ha dicho que debemos pensar todo este tiempo en la película que nos han pasado … Leer más

Rosa: LA RUPTURA

—Este al mediodía, cuando me he levantado, he mirado cuánto pagó la señorita por el servicio “Eyaculación vaginal” que yo tuve el placer de practicarle. Tres millones de dólares. No está nada mal. En la conversación telefónica del otro día, Txatli dijo que más de tres millones de dólares en las facturas del Kalifornia’s es … Leer más

Negro: El alegato final

—Tiene la palabra el abogado de la defensa. —Debemos admitir que respetamos la manera de pensar de todo el mundo, así son las libertades en EEUU. Miren a este hombre. Es difícil de clasificar. Por un lado es investigador, por otro, empresario de la industria del sexo. Este hombre crea 2000 puestos de trabajos al … Leer más

Negro: Declaración de Rosa, Rosae, la prueba de convicción.

No soy más que un obrero, es mi jefe quien hace las suposiciones. Doce hombres sin piedad. —La defensa llama a declarar a la testigo Rosa Gonzálvez Eresma. —Hola, Rosa, ¿podría explicarle al jurado cuál es la relación que le une al doctor? —Trabajo para él. Soy su asistente, su secretaria. Además, le quiero como … Leer más

ROSA: QUI AMAT, NON LABORAT

Me he cogido unas vacaciones. Pensaba que después del éxito del Kalifornia’s Dreaming nada me iba a producir tanta felicidad como comprobar que ahora tenía el dinero suficiente como para hacer lo que me diera la gana. Pero, Dulcinea ha cambiado mis umbrales de felicidad. No nos despegamos un segundo, salvo cuando estoy en el … Leer más

Segundo día de juicio: declaración del siquiatra, el doctor Holtz.

—El fiscal llama a declarar al doctor Holtz, trabajo en la sede neoyorquina de Un Mundo Feliz. —Doctor Holtz, ¿puede decirnos a qué se dedica? —Soy neurólogo, psiquiatra e investigador. —¿Puede explicarle a los miembros del tribunal, con palabras que todos conozcamos, qué hace? —Si quiere, le pongo un ejemplo con el paciente y ya, … Leer más

Primera cita, entre el primer y segundo día de juicio.

Femme qui rit, a moitiédans son lit.Dicho en la cultura francesa.Traducción literal: Mujer que ríe, la mitad en tu cama. (Suena el teléfono, soy yo de nuevo, el narratario, que ahora me expreso entre paréntesis.) —¿Y ahora qué? Cuéntamelo todo y ya. —Sí, hola, doctor. Soy Rosa. Que te llamo para avisarte de que la … Leer más

Negro: El juicio, día 1: Declaración de Roger.

El mundo está gobernado por los que solo piensan en hacer plata. El subcomandante Marcos. —El fiscal del distrito llama a declarar al doctor Roger. (…) —Buenos días, doctor. —Buenos días. — ¿Es usted católico? —Irrelevante. —Aceptada. —Por favor, doctor Roger, sería tan amable de explicarle al tribunal a qué se dedica. —Protesto, señoría, irrelevante. El … Leer más

Teniente Mac Cain, a la orden, mi señor

—Hola, Rosa, ¿qué tal? —Un señor te está esperando en su despacho. —¿Y se puede saber quién es? —Dice llamarse el teniente Mac Cain, dice que es de la CIA. —¿De la CIA? —Sí. ¿Y se puede saber qué quiere? —No lo ha dicho. Solamente ha dicho: esperaré el tiempo que haga falta. —Ok. Gracias, … Leer más

Del capítulo que sigue al descubrimiento del cuarto cadáver

Querido lector, soy el narratario, esta fea palabra que la Teoría de la literatura se ha inventado para denominarme. Me explicito para avisarte de que volvemos al tiempo en que empezó la novela, el descubrimiento del cuarto cadáver. A partir de ahora ya no te confundiré con el tiempo de narración; de ahora en adelante, … Leer más

La dominación masculina en las relaciones sexuales de las culturas patriarcales, según Pierre Bordieu, y segundo flechazo de Roger

—Ah, pues no. No viene. Se habrá ido a duchar. Bueno, mejor, así tenemos más tiempo para hablar de cosas de hombres, las mujeres, ya se saben, si no hablan de cotilleos, no se divierten. Y dígame, compadre, ¿cómo le trata el capitalismo? —De momento, le voy engañando como puedo. ¡Anda que no tienes limpia … Leer más

El PRIMER cadáver (8)

—Buenos días, la detective Krahmer, del departamento de homicidios del FBI. Me gustaría hacerle unas preguntas si no le robo mucho tiempo. —¿Si no le robo mucho tiempo? ¿Por qué dice eso cuando está obligada a hacérmelas ya que para eso le pagan? Pase, pase, siéntese. —Gracias, prefiero dar un paseo por su despacho, si … Leer más

Si no somos socios en las ganancias, ¿por qué habremos de serlo en las pérdidas? (7)

—¿Qué pasa, tronco? ¿Cómo andas? —Pues aquí, ya sabes, pegándole al negocio. Esta es la típica expresión que dice la gente cuando en el fondo no tiene nada que decir. La comunicación es emocional, algo que los informáticos no comprenderán nunca, por eso las máquinas del siglo XXI hablan, pero no comunican. —Oye, tron, la … Leer más

El segundo cadáver (6)

—Doctor Roger, una semana después y nos volvemos a ver. ¿A quién le echamos la culpa ahora? ¿Al destino? —Eso del destino es una cosa de antiguos. —Sí, mejor le echamos la culpa al azar. Tengo aquí muchas casualidades que están deseando pasarse a la categoría de causalidades. Dos cadáveres, uno por semana. Ambos mueren … Leer más

De cómo ligarse a una friki (5)

Ok. Perfecto. Ya tengo planeada la estrategia a seguir con esta chica. Os advierto de que las frikis son harina de otro costal. Están poseídas por su cerebro. Solo les importa alimentarlo de información. No les interesa casarse, tener hijos, depilarse, andar con tacones, etc. Solo quieren saber. Ellas miran a los libros y ningún … Leer más

El tercer cadáver (4)

—Bueno, bueno, doctor Roger. Parece que las cosas no podrían ir mejor para usted. Los dos cadáveres anteriores murieron de lo que usted llamaría muerte virtual, pero ahora, ¿qué tenemos aquí? ¿No es para morirse de risa? Chorizo, salchichón, oreja. Esto es un curso de gastronomía… —Me encanta la gente que practica la ironía, detective … Leer más

She is a friki girl (3)

Bueno, bueno, bueno. Vamos a ver. ¿Qué hora es? Mierda, las dos y media de la mañana. He perdido varios días en la puta comisaría de los cojones respondiendo a preguntas absurdas. Lo que más me molesta de la policía de California es su absoluta falta de actualización bibliográfica en lo que a la ciencia … Leer más

Aparición del cuarto cadáver (2)

—Está bien. Voy a ponerme manos a la obra. En estos momentos, me alegro más que nunca de haber sometido el negocio al cumplimiento de una estricta metodología. —Se puede, don Roger. —Rosa, perdona, no es que quiera resultar descortés, pero… —Lo siento, lo siento, se me ha vuelto a escapar. —Querida Rosa, ya te … Leer más

error: Este contenido está protegido, no puedes copiarlo ni publicarlo en otro sitio web.